Alianzas y adaptabilidad, el buen camino para las startups

Alianzas y adaptabilidad, el buen camino para las startups

Ana Gómez, cofundadora de la plataforma digital Archivo Moda Mexicana, comparte su experiencia como emprendedora y creadora de un proyecto sin precedentes.

Archivo Moda Mexicana (AMM) es un proyecto joven e innovador que, pese a seguir fiel a la idea original de sus creadoras, Ana Gómez y Elina Corona, ha sabido adaptarse al cambio para poder suceder. Se trata de una plataforma que documenta y promueve el trabajo de diseñadores independientes, para abrir paso a una sinergia sin precedentes en la escena de la moda mexicana.

 

Ana Gómez, cofundadora y directora creativa de Archivo Moda Mexicana, comparte los pormenores que ha tenido en la travesía para lograr esta joven empresa, que ya está teniendo un impacto positivo en la industria de la moda en México.

La idea de crear AMM nació hace poco más de dos años, cuando Ana Gómez trabajaba para una importante marca de moda. La inquietud surgió tras darse cuenta que los nombres locales de esta industria necesitaban reconocimiento y difusión. Ana comprendió que era necesario abrir el nicho para llegar a más personas.

 

La fuerza de la unión creativa mexicana

A decir de su cofundadora, esta startup persigue dos objetivos específicos: “Creo que hay dos ejes principales que tiene el proyecto. Uno es la parte cultural y otro es la parte de negocios y de industria. En la parte cultural creo que es importante empezar a generar un acervo. Si no empezamos a tener un recurso de investigación y de información, toda la evolución que vaya surgiendo de propuestas creativas, propuestas de diseño, tendencias, etcétera, se va perdiendo”, explica Ana Gómez.

La intención de AMM en este sentido es fungir como una fuente de información tanto para diseñadores, como consumidores y académicos; un registro histórico de las tendencias mexicanas. Pero hay otra parte que persigue este proyecto: la de hacer crecer la industria con base en el esfuerzo conjunto.

“A nivel de industria, mi socia y yo creemos que tener un frente común, una comunidad de gente, de diseñadores, de gente creativa, hace que los esfuerzos individuales sean mucho más poderosos. Si llegamos todos juntos y con las mismas intenciones y con los mismos objetivos, podemos llegar mucho más lejos”, afirma la Directora Creativa.

 

Financiamiento: una etapa de reinvención y aprendizaje

Tras concretar que el proyecto sería digital, a través de una página web, Ana y Elina tenían que enfrentar la difícil tarea de capitalizarse para sacar adelante al AMM. Su primer recurso fue hacer una campaña de crowdfunding que, si bien no salió como esperaban, les permitió tener aprendizajes muy valiosos para el futuro de su organización.

Al respecto, Ana detalla: “Nosotros teníamos una idea bastante ambiciosa de la plataforma digital. Para lograr lo que queríamos, cuando menos, necesitábamos 300 mil pesos, entonces decidimos lanzar una campaña en Kickstarter para poder fondear el desarrollo de la página, pero justamente, al lanzarla nos enfrentamos a dos cosas: uno, que la gente no entendía qué es la moda mexicana, y dos, empezar con un monto tan alto en una campaña de crowdfunding”.

Este primer intento por echar a nadar el proyecto no fue fructífero pues no se alcanzó la meta en Kickstarter. Sin embargo, más allá de tomar una actitud derrotista, Ana y Elina Corona aprendieron y remontaron en el camino.

Cotizaron versiones más básicas de su página web hasta que decidieron desarrollarla por su cuenta, sin gastar más que horas de trabajo. Por otro lado, este camino les permitió desarrollar un proyecto perfectible que les ayudó a validar la respuesta de sus usuarios.

“Hubiera sido una locura lanzar un proyecto que no tenía una validación en el mercado porque no existía algo así antes, y haber invertido tanto dinero en lanzar una plataforma digital que quién sabe si realmente hubiera sido lo que nuestro cliente, nuestros usuarios diseñadores hubieran querido y necesitado”, comentó Ana.

 

Alianzas estratégicas: un punto clave

En 2018, AMM logró dos grandes alianzas estratégicas clave: la primera con Fuckup Nights, con quienes realizaron un evento enfocado en la industria de la moda. La segunda fue con el Abierto Mexicano de Diseño, donde montaron una exposición con más de 200 piezas de más de 50 diseñadores, que fue visitada por casi 4 mil personas.

En ese sentido, Ana Gómez compartió cuál ha sido su criterio para lograr estas colaboraciones exitosas: “Lo primero es definir cuáles son tus objetivos y tus metas, si quieres en 6 meses, si quieres en un año; y si lo que necesitas es a nivel comunicación, posicionamiento, visibilidad, nuevos clientes o ventas, y a partir de ahí, buscar quién hace match con eso.

Mientras tu te acerques de manera segura y confiada pidiendo algo porque sabes que eso es en beneficio de tu proyecto, se va a dar”, agregó.

 

Conocimiento para los nuevos emprendedores

La experiencia de Ana y Elina con el emprendimiento sirve a otros nuevos empresarios y no sólo para quienes forman parte de la industria de la moda. De esta travesía ellas aprendieron la importancia de buscar apoyo de personas e instituciones que permitan el desarrollo de ideas.

“Tienes que empezar a buscar espacios como incubadoras o comunidades; empezar a vincularte con personas que hayan emprendido algo. Da pequeños pasos, sólo pequeños pasos”, aconseja Gómez.

Por otro lado, destaca que es importante estar dispuestos al cambio y pensar de una manera ágil ante las eventualidades: “Posiblemente donde quieres llegar termina evolucionando o termine cambiando, pero una vez que arrancas, vas a ver que todo se empieza a acomodar para que sigas en ello”.

Archivo Moda Mexicana es un proyecto joven que fue concebido hace poco más de dos años y que tiene apenas algunos meses siendo público. Sin embargo ya concentra el acervo de 25 diseñadores independientes y que dejan registro histórico de obra, a la vez que se dan a conocer entre nuevos posibles clientes y personas que buscan referencias de la moda mexicana contemporánea.

Deja un comentario