Que iniciar tu negocio no sea un viacrucis

Que iniciar tu negocio no sea un viacrucis

Lanzarte como emprendedor para darle vida a tu proyecto a veces puede parecer una misión imposible, te decimos qué hacer para que todo salga de la mejor manera.

El reto de iniciar tu propio negocio puede ser la mayor satisfacción de tu vida, pero también implica un gran esfuerzo que debe estar enfocado en los puntos correctos. Ya sea que estés por iniciar una empresa tradicional o una innovadora startup, debes ser muy claro en tus objetivos y trabajar siempre con base en una estrategia minuciosa y ágil.

Aquí te dejamos algunos tips de Marcela Zetina, la líder de Innovación Abierta y Open Banking de BBVA Bancomer, para que tu proyecto sea todo un éxito.

 

Entiende muy bien la problemática que quieres resolver

Todo proyecto comienza con una idea que al principio puede parecer ganadora, pero en la realidad puede quedarse corta al entrar al mercado. Debes estar dispuesto a mejorar tu proyecto en todo momento y modificarlo tantas veces sea necesario. Al final, vale más que satisfaga a tus clientes a que sea completamente fiel a lo que tenías en mente.

 

Comprende las necesidades de tu futuro usuario

Debes llevar a cabo un análisis minucioso de quienes serán tu futuros clientes. ¿Cuáles son sus problemas y cómo tu negocio o producto puede ayudarles a solucionarlos? Responder esta simple pregunta te mantendrá en un rumbo claro y tus esfuerzos irán a un objetivo específico.

 

Desarrolla un Producto Mínimo Viable (o servicio)

Esto aplica, tanto si estás por iniciar una startup, como si vas a abrir una empresa tradicional. El producto o servicio que vendas debe ser completamente vendible y cumplir con las necesidades de tu usuario, así como las características del mercado.

Un estudio de mercado te ayudará mucho en este punto. Es importante que tu producto o punto de servicios o ventas sea operable.

 

Conoce cuánto dinero necesitas para empezar a trabajar

Echa números para llevar tu idea a la realidad; arma un presupuesto para aplicar en un plazo específico que te ayude a cumplir tus objetivos. En el mejor de los casos, ya tendrás todo el capital necesario para echar a andar tu negocio, pero si no, no te preocupes, hay formas para capitalizar tu negocio.

Da click aquí para conocer opciones alternativas de financiamiento.

 

Inicia tus trámites

Infórmate muy bien sobre los trámites que necesitas cubrir para empezar a trabajar, lleva un riguroso orden y control con los documentos que necesitas para realizar trámites y los que surjan a partir de esto.

Si quieres saber cómo puedes registrar tu empresa como Sociedad de Acciones Simplificada, da click aquí.

 

Trabaja en equipo y pide toda la ayuda que necesites

Las habilidades diversas de un equipo completo y bien comunicado te llevarán al éxito. Considera que aunque debes confiar al 100% en tus habilidades, siempre habrá algo en lo que necesitarás ciertos conocimientos mucho más especializados. Escoge bien a las personas con las que quieres trabajar.

 

¿Ya es momento de iniciar tu propio negocio? Toma en cuenta que postergar tus proyectos los hará más complicados con el tiempo. En lugar de pensar en una gran meta que parezca inalcanzable, plantéate objetivos más pequeños que puedas lograr poco a poco. Financiar tu nueva empresa puede ser más fácil de lo que crees, busca alternativas que te permitan avanzar.

 

Una excelente opción para desarrollar tu empresa es un Crédito Simple PyME BBVA Bancomer. Decídete e invierte en lo que necesitas.

COTIZA TU CRÉDITO

Deja un comentario