Olvídate del estrés financiero y sé feliz

Olvídate del estrés financiero y sé feliz

Algunas cosas que muchas veces nos roban la tranquilidad son el estado de nuestras finanzas, las deudas, etc. Te decimos cómo vivir pleno financieramente.

Es inevitable que si tenemos una o varias deudas la mayor parte del tiempo pensemos en cómo resolverlas, si ya aumentó el monto a pagar o cómo los ingresos mensuales se van reduciendo y afectan nuestra vida diaria. Esto se convierte en un estrés financiero constante que, además de nuestras finanzas, puede afectar la salud.

Poner al corriente los pagos es más fácil de lo que crees y al final tu estrés financiero desaparecerá. Checa las siguientes recomendaciones.

 

Planeación

Debes tener muy claro el panorama de tus deudas para comenzar el plan de acción, así que pon sobre la mesa todos los estados de cuenta que hay que liquidar o incluso que ya están retrasados, así sabrás con exactitud cuánto debes.

Con el monto total de las cuentas que hay que liquidar, ahora analiza cuáles están retrasadas y están generando más intereses morosos, cuáles van al corriente pero que sólo has cubierto el pago mínimo, por lo que son más intereses acumulados, y por último las deudas que no presentan al mes ningún pago adicional al ya adquirido (como los meses sin intereses).

En este orden debes comenzar a pagar tus cuentas. Haz tu presupuesto mensual con el objetivo de cubrir estos pendientes, por lo que tendrás que echar mano de los gastos que no son de primera necesidad (servicios de streaming, taxi privado, televisión por cable, cine, comidas fuera de casa o el cafecito mañanero) y eliminarlos temporalmente para salir del bache financiero.

 

Reestructurar

Todo el ahorro que tengas por estos variables hay que destinarlo a pagar las cuentas pendientes, enfócate en los más retrasados, si es necesario acude a la institución financiera que te otorgó el crédito o servicio para reestructurar tu deuda con pagos que sean accesibles para tus ingresos. Lo mejor es pagar el total de la deuda y no sólo una parte para salir del problema, así tu historial crediticio se mantendrá impecable.

 

Tarjetas de crédito

En el caso de las tarjetas de crédito comienza a pagar más del mínimo, lo recomendable es pagar por lo menos el doble del pago mínimo para reducir la deuda. Si éste es de 250 al mes paga 500 pesos en total, además durante esta contingencia financiera evita al máximo utilizarlas, déjalas sólo para una emergencia.

Si es necesario también puedes, sólo por unas quincenas o meses en lo que se ponen al corriente las cuentas, destinar el porcentaje que separas para el ahorro para pagar las deudas.

Sólo es cuestión de organización y apretarse un poco el cinturón para que antes de lo que piensas tus cuentas estén al corriente o liquidadas. Estas recomendaciones te dejarán hacer las paces con tus finanzas.

 

Con BBVA Wallet puedes tener el control de todas tus operaciones en una aplicación, hacer pagos al instante y recibir alertas de cargos en cuanto se generen para administrar mejor tus recursos.

CONOCE BBVA WALLET

Deja un comentario