Sal de casa de tus papás sin sufrir

Sal de casa de tus papás sin sufrir

Si quieres comenzar la aventura de vivir solo y tener tu propio espacio, debes planear bien antes de dar el gran paso para que tu bolsillo no sufra ni tú tampoco.

Es muy importante que estés completamente convencido de que esta decisión es lo que deseas en tu vida y principalmente que puedes enfrentar el reto sin dejar tu saldo en ceros para no sufrir con las cuentas.

 

“Despacio que voy de prisa”

Esta tradicional frase refleja de forma perfecta cómo debes hacer las cosas para que la aventura de vivir solo sea un placer y no una carga. Te recomendamos que hagas un plan detallado de todo lo que necesitas y saques los costos que significa esto, para que establezcas la cantidad, además del tiempo, para lograrlo.

Haz un presupuesto mensual para tener claro qué cantidad puedes separar cada mes para llegar a la meta, en la cual debes considerar renta, depósito inicial, mantenimiento, gas, luz, internet, pensión (si tienes auto) y, si no está amueblado el depa que quieres, tienes que considerar los muebles.

A continuación te presentamos un ejemplo de lo que debes considerar antes de lanzarte a vivir solo. Esto puede variar según la zona en la que busques rentar, si tienes algunos muebles o nada para llevar a tu nuevo espacio.

Inversión inicial

Concepto Cantidad
Depósito $20,000
Muebles* $35,000
Primer súper $3,000
Mudanza $3,000
Gran total $61,000

 

Gastos mensuales

Concepto Cantidad
Renta $10,000
Gas, luz, agua, mantenimiento $1,700
Internet $400
Súper $1,000
Gran total $13,100

*se consideró recámara, sala, comedor y refrigerador, pero aprovecha todos los que puedes llevar de tu casa actual.

 

Tal vez quieras salir de casa de tus papás mañana mismo, pero no te apresures, recuerda planear con calma para que definas la cantidad que necesitas y ahorra en el menor tiempo posible, siempre con el objetivo de mantener tus finanzas saludables.

También, si quieres, puedes hacer parte de esta decisión a tus papás o familia para que no se sientan desplazados y porque con su experiencia te puede aportar consejos muy valiosos que ayudarán a simplificar tu vida en la nueva casa, tener tips para administrar mejor tu dinero o hasta para cocinar para toda la semana.

 

Otra opción que puedes considerar, cuando ya estés instalado en tu depa, es invitar a tu familia y amigos más queridos para hacer un “open house” en el que pueden regalarte algunas cosas que te hacen falta (desde artículos de limpieza, horno de microondas, despensa e incluso un refrigerador o una televisión).

Así no sufrirás al dejar tu casa familiar y disfrutarás con tranquilidad esta aventura. Lo único que no puedes prever es cuánto extrañarás a tus papás, pero no te preocupes estarás a un traslado de distancia para visitarlos.

 

Con BBVA Plan establece la cantidad que necesitas para “volar”, define la fecha para cumplirlo y el método de ahorro que más te conviene para no sufrir.

DESCARGA BBVA PLAN

Deja un comentario