¿Existe el síndrome postvacacional?

¿Existe el síndrome postvacacional?

Si regresaste de viaje y no quieres ir a trabajar, no tienes ganas de hacer nada, sólo piensas en seguir descansando e incluso en renunciar. Te tenemos noticias: tienes este padecimiento. Te decimos qué hacer para recuperarte.

Si estuviste en un paraíso vacacional con tu familia, pareja o amigos y es momento de regresar a trabajar o retomar tus actividades habituales, pero sientes que esta vez no puedes con la rutina, quieres poner un negocio en la playa para quedarte a vivir allá y tu oficina es el lugar más lúgubre del universo, tienes síndrome post vacacional.

Este síndrome se presenta en algunas personas que, después de un viaje largo o un periodo de vacaciones y descanso, tienen que regresar a sus actividades diarias ya sea en el trabajo, casa u oficina, pero esto representa una tarea muy complicada porque sólo sienten cansancio, frustración, melancolía, hartazgo y ansiedad.

Hasta cierto punto es normal sentirnos desmotivados de regresar a trabajar, porque quisiéramos que las vacaciones no terminaran, tener flojera de retomar nuestras actividades cotidianas y melancolía de no despertar con el sonido del mar o ver el paisaje nevado al abrir las ventanas.

 

En una situación normal esto debería desaparecer rápido en unos cuantos días, pero si no es así y llegas a sentir durante semanas fatiga excesiva, ansiedad o definitivamente no puedes rendir como antes en el trabajo es recomendable que busques la ayuda de un especialista, terapeuta o psicólogo.

Te compartimos algunas recomendaciones que te pueden ayudar a salir de este “lapsus flojerosus” para que llegues con más energía a tu oficina, con la mejor actitud y con nuevas metas definidas para seguir disfrutando de la vida.

 

Regresa con tiempo

Al planear tus vacaciones un punto fundamental de todo el viaje y que debes tomar en cuenta en todo momento es la fecha de regreso. Por ningún motivo regreses a casa un día antes de regresar a la oficina. Esto puede tener un impacto negativo, que te hará sentir exhausto tanto física como mentalmente e impactará en tu rendimiento sin que lo puedas evitar.

Te recomendamos llegar a casa por lo menos dos días antes, para que puedas retomar la rutina en familia, preparar ropa y comidas para la semana, esto te ayudará mucho, porque “volver a la realidad” será menos rudo y más organizado. Pueden hacer todos juntos las tareas del hogar y comer en casa para cerrar un extraordinario viaje.

 

Disfruta el momento

Algo que debes evitar a toda costa es pensar en que se van a terminar las vacaciones, que faltan tantos días para regresar, que no quieres volver a la oficina, que cuando regreses tendrás que ver a tu jefe o maestro. Hay personas que apenas van aterrizando y ya lo traen en su mente. Olvídate de esto por completo y disfruta cada instante de tus vacaciones.

No importa si vas con tu pareja, familia o amigos, organiza actividades para todos los días que estés en el destino, conoce los atractivos más bellos, los restaurantes más típicos y relájate, no pienses en el trabajo ni un segundo mientras estás de viaje.

 

Respeta horarios

Este punto es muy importante y más si viajas en familia con tus peques. En la medida que mantengas los horarios de comidas y de sueño con tus hijos no resentirán el regreso a clases, al mismo tiempo ayudará a los papás a descansar mejor y que retomar la rutina en casa u oficina no sea ningún problema.

Claro que en vacaciones es divertido desvelarse, nadar un poco más en la alberca y comer un poquito fuera de la hora habitual, pero no debe ser todos los días ni por muchas horas, porque puede causar un caos difícil de arreglar al llegar a casa.

 

Sigue soñando

Si ya estás de vuelta evita lamentar que todo terminó, mejor comienza a planear tu siguiente aventura, establece una meta de ahorro, la cantidad que necesitas, la fecha para cumplir el objetivo y el próximo destino que deseas conocer.

Regresa a tus actividades con más entusiasmo, recuerda siempre que gracias a tu trabajo tienes la posibilidad de disfrutar la vida como quieras, de seguir creando recuerdos inolvidables con los que más amas y de tener mejores oportunidades por tu excelente desempeño.

Ahora que sabes cómo regresar con las pilas recargadas olvídate del síndrome postvacacional, disfruta cada etapa de tus vacaciones, regresa con nuevas ideas y brilla con tu familia, en el trabajo y en la vida.

 

Con BBVA Plan puedes establecer tu siguiente meta y ahorrar sin darte cuenta mientras utilizas tus tarjetas de débito o crédito BBVA Bancomer.

DESCARGA BBVA PLAN

Deja un comentario