Dale a tus hijos un tesoro para la vida

Dale a tus hijos un tesoro para la vida

En la primera etapa de la vida se adquieren hábitos y costumbres que definen el desarrollo de una persona. Inculcar el ahorro en los niños les permitirá alcanzar grandes objetivos. Te contamos cómo lograrlo con tus peques.

Ahorrar es un hábito que deben aprender los niños, y cuanto antes, mejor, ya que les permitirá entender el valor del dinero, cómo se obtiene, establecer metas y disfrutar los beneficios de cumplirlas.

Por eso debemos inculcarles este hábito desde pequeños, siempre de una manera divertida, sencilla y clara para que puedan entender los conceptos, así como ver las ventajas de ahorrar.

La Educación Financiera que les brindemos los acompañará durante toda su vida, por lo que si aprenden a tomar buenas decisiones en los primeros años, cuando sean adultos no tendrán problemas para manejar sus finanzas o administrar sus créditos.

Para iniciar esta etapa necesitan un empujoncito, podemos ayudarles con una cantidad de dinero que los impulse a aprender y los mantenga entusiasmados para alcanzar objetivos.

 

Establecer reglas es fundamental para enseñarles, como: el día de la semana que recibirán dinero, la cantidad y las instrucciones del juego para que puedan ganarlo, según su edad.

Nunca lo condiciones a las responsabilidades que tienen en casa (acomodar sus juguetes, levantar su plato al terminar de comer, hacer su cama, etc.), esas las tienen que cumplir como todos los miembros de la familia pase lo que pase.

Si tus hijos tienen entre 4 y 6 años ya comienzan a querer juntar las monedas de papá o mamá o a preguntar si les pueden comprar algo, es el momento perfecto para enseñarles el valor del dinero, cómo se obtiene y para qué sirve.

Nunca olvides que tus peques a esta edad, y desde antes, entienden perfecto todo, así que explícales a detalle conceptos como: ahorro, dinero, gasto, etc. Esto les ayudará mucho, pero lo hará más el ejemplo, así que manos a la obra y a meter monedas a la alcancía con ellos.

 

Las tareas y obligaciones en casa las establecen los padres según las costumbres familiares o dinámicas en casa, pero las actividades para ganarse el dinero de tu bolsa deben ser sencillas como: ayudarte a lavar el auto o cargar las bolsas del súper (de acuerdo al peso que deben soportar).

De los 7 a los 11 las obligaciones aumentan tanto en casa como en la escuela, esas se deben seguir cumpliendo al pie de la letra, igual que mantener un buen aprovechamiento académico para recibir su efectivo, pero si quieren un extra pueden ir a la tiendita o al mercado por un encargo de mamá o papá o establecer un día para visitar a sus abuelos y ayudarles en las tareas de limpieza de su hogar.

Por último, en la adolescencia (12 a 14 años) debes ser más estricto con la cantidad que les das, para que sepan que por ningún motivo pueden dejar de cumplir con sus obligaciones como miembros de la familia y que no vas a ceder si tienen una falta.

A esta edad, pueden ganar dinero extra si lavan tu auto (aunque no lo vayan a usar), se hacen responsables unas horas de su hermanito (si lo tienen) o ayudan a sus papás a preparar la comida.

 

Si alcanzan las metas que les pediste, además de cumplir con sus obligaciones diarias como: obedecer siempre a sus padres, cumplir con todas sus tareas, tener un buen comportamiento en la escuela y en casa, debes darles su dinero de forma puntual y sin falta, así sabrán que todo trabajo tiene su recompensa.

De igual manera, si no lograron las metas que estableciste o desobedecieron en casa, tuvieron alguna llamada de atención en la escuela o no cumplieron con alguna de sus obligaciones, esa semana no tendrán su efectivo, así aprenderán que sus decisiones o actos tienen consecuencias y deberán esforzarse para volverlo a recibir.

Habla con ellos siempre, explícales lo que pueden hacer con su ahorro, el tiempo que les llevará, que si quieren comprar un juguete o un regalo para mamá antes del periodo establecido pueden cumplir estas misiones extra para obtenerlo.

Con el tiempo, estas pequeñas decisiones formarán parte de su vida, las comprenderán mejor y, cuando llegue el momento, sabrán escoger la mejor alternativa para desenvolverse en su vida financiera. Tal vez te parezca exagerado, pero el tiempo pasa volando y nunca es demasiado temprano para darles las herramientas que les ayudarán a vivir mejor.

 

Apóyate también en opciones que refuercen su aprendizaje, como los talleres de Educación Financiera BBVA Bancomer, que son además una excelente oportunidad de compartir juntos una actividad, pues están hechos para toda la familia.

 

INSCRIBIRME A LOS TALLERES

Deja un comentario