Pon atención a lo que acecha tu aguinaldo

Pon atención a lo que acecha tu aguinaldo

Que tu aguinaldo no se lo lleven las hormigas, aprende cómo sacarle el mejor provecho y pon atención a esos gastos inocentes que haces día con día.

Se acerca la época que tanto has esperado durante el año, el dinero de tu aguinaldo llega a tu cartera y los planes que tienes empiezan a materializarse. En pocas palabras, empieza el maratón de fiestas y reuniones con tus amigos. Posadas, comidas, salidas, vacaciones y más están a la espera de tu dinero.

 

No te sumes a los que sufren la cuesta de enero y tienen que empeñar su televisión o consola de videojuegos más preciada para sacar adelante sus gastos. Mejor desde ahora pon atención a aquellas compras que consideras inocentes o inofensivas para tu cartera. Tampoco tienes que encerrarte en tu casa y ver pasar esta temporada, pero sí prestar más atención a lo que compras día a día.

 

El cafecito: Por la temporada de invierno, el frío empieza a hacer de las suyas. Y puede ser muy fácil pasar a la cafetería por una bebida caliente que nivele tu temperatura. Podrías pensar, “¿qué tanto es gastar unos 60 pesos?” Pensarlo a bote pronto puede ser un gasto inocente, pero si sumas los dos o tres que te tomas al día, y eso cuánto representa al mes o al año, te podrás dar cuenta que con ese dinero ¡podrías comprar los vuelos para unas buenas vacaciones!

Sí, el gasto diario en cafés, sobre todo en esta época del año, representa una gran amenaza para tus finanzas. Mejor, evita la compra excesiva de estas bebidas o prepara tu café en casa.

 

Uber o taxis: Las fiestas aparecen por todos lados, incluso puede haber días en los que no sepas decidirte por cuál de todas tus opciones es la mejor. Algunas te pueden quedar cerca de casa; cuando este sea el caso, puedes tomar transporte público u organizarte con tus amigos para que lleguen juntos en el mismo auto y el gasto se divida.

La idea no es que te deshagas de este servicio, sólo hacer un uso consciente cuando realmente lo necesites. Por ejemplo, para regresar a tu casa por la noche cuando la fiesta haya terminado, si es posible compartirlo con tus amigos o algún conocido que vaya cerca de tu ubicación, es mejor para aligerar el gasto en tu cartera.

No a todos lados es necesario llegar e irte en Uber o taxi, por muy cómoda que suene la idea, lo mejor es usar ese dinero en otras cosas que te pueden dar más. El ahorro anual puede representar un buen viaje pero al extranjero.

 

Restaurantes para todo: Por el ambiente de festejo y armonía que hay en las calles, se puede antojar darte el gusto de comer todos los días en un restaurante. No es un problema para ti si sientes el respaldo de tu aguinaldo y ahorros del año, pero hacerlo una costumbre o rutina, en el mediano y largo plazo te dejará en números rojos.

Puedes hacer las comidas que creas apropiadas en tu casa, pero si de ver a un amigo se trata o de pasar un buen momento con tu amorcito, elige ir a comer o a cenar en un restaurante. Esto hará que uses el dinero que te ahorras en cosas que te pueden dar mayores satisfacciones por un tiempo más amplio.

Si sumas todo lo que gastas en cada comida del día en restaurantes, podrás darte cuenta que es una cantidad que se traduciría perfectamente en un nuevo celular, nuevo guardarropa o incluso un gadget de última generación.  

A esta lista podrían sumarse otros gastos “inocentes”, que a la larga representan un golpe serio a tus finanzas. Lo importante es que realices tus compras de la forma más inteligente posible, sin privarte de tus gustos. Simplemente, antes de realizar una compra, pregúntate si es realmente necesario y cuánto representaría si lo sumas al mediano y largo plazo.

 

Tener el control de tu dinero no debe ser un martirio ni algo que te juegue en contra.  Súmate al arte de ahorrar mientras gastas con BBVA Plan. Elige la manera  de ahorro que mejor se adapte a tus necesidades y alcanza tus metas financieras sin darte cuenta.

 

DESCARGA BBVA PLAN

Deja un comentario