¡Que no se hagan pasar por ti!

¡Que no se hagan pasar por ti!

El robo de identidad por medio de la tecnología se convirtió en una práctica común, en la actualidad hay varias medidas de seguridad para evitar esta situación, pero no te confíes.

Recibir correos del banco o del SAT, por mencionar sólo un ejemplo, en los que solicitan actualizar tus datos de forma urgente o te cancelan la cuenta se convirtió en una práctica común. Por lo general, estos contienen enlaces falsos que una vez que das clic y/o proporcionas tus datos eres candidato potencial a un robo o usurpación de identidad.

Esto sucede cuando “una persona obtiene, transfiere, utiliza o se apropia de manera indebida de los datos personales de otra sin la autorización de esta última, usualmente para cometer un fraude o delito”, según define la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (CONDUSEF).

Este tipo de fraude cibernético se ha extendido hasta páginas web de proveedores de servicios que no cuentan con suficientes candados para proteger tus datos personales, además existen páginas falsas que se hacen pasar por esos proveedores de servicios. Esto ha provocado que mucha gente no confíe en las transacciones por internet.

No se trata de evitar el uso de Internet, sino de hacerlo con los controles debidos. La CONDUSEF elaboró una serie de lineamientos para prevenir el robo de identidad, que conviene tener en cuenta cada vez que se navega en web:

 


 

  1. Verifica de forma constante tus movimientos bancarios.
  2. Utiliza contraseñas seguras que combinen mayúsculas, minúsculas y números.
  3. Destruye completamente documentos vencidos y que contengan información personal o financiera.
  4. Guarda en lugares seguros documentos personales, claves y archivos electrónicos.
  5. Elimina y, de preferencia, no abras mensajes de origen sospechoso o que solicite información personal o financiera.
  6. No ingreses contraseñas a sitios que hayan llegado por correos electrónicos o chat.
  7. Nunca envíes claves o números secretos (NIP) por correo electrónico y mucho menos los compartas con alguien.
  8. No hagas caso de promociones, ofertas o regalos que te lleguen por correspondencia y te pidan a cambio datos personales.
  9. No utilices equipos públicos para realizar movimientos bancarios o compras por internet.
  10. Asegúrate que el sitio que visitas sea totalmente seguro y confiable.

 


 

La mayoría de las instituciones bancarias y proveedores de servicios (líneas aéreas, hoteles, etc.) han establecido controles para proteger tus datos personales que son muy efectivos.

Usar Internet para tus transacciones financieras es cada vez más seguro y menos complicado. Recuerda que la clave está en los controles y que nunca está de más verificar.

Siéntete seguro al realizar tus transacciones bancarias a través de tu dispositivo celular con la aplicación de Bancomer Bmóvil, que cuenta con las medidas de seguridad más estrictas para proteger tu dinero.

Deja un comentario