¿Quieres empeñar alguna prenda? Hazlo de forma segura

¿Quieres empeñar alguna prenda? Hazlo de forma segura

Empeñar nuestras prendas de valor es una forma sencilla de salir de un problema financiero, pero antes de tomar la decisión, te decimos qué debes saber para no poner en riesgo tu patrimonio.

Cuando nos dejamos llevar por los gastos desmedidos, las compras compulsivas o quizás se nos presenta un problema que desbalancea nuestra economía, una de las opciones para salir de esta situación es ir a una casa de empeño y llevar algunas prendas de valor.

Las casas de empeño prestan una cantidad de dinero a cambio de una prenda como garantía,  un experto valúa el bien entregado de acuerdo con el valor comercial y presta un monto que va del 60% al 95% de su precio, por un periodo desde un día hasta tres meses, con posibilidad de refrendo.

Si bien es una forma sencilla de obtener dinero de forma rápida, antes de tomar la decisión te dejamos estas recomendaciones para que las consideres cuando acudas a uno de estos establecimientos.

  • Compara entre varios establecimientos y analiza qué condiciones de préstamo te ofrece cada uno, para luego decidirte por el que cumpla tus necesidades. Recuerda que en México existen dos tipos de casas de empeño: las Instituciones de Asistencia Privada, que funcionan sin fines de lucro, y las empresas privadas, que generalmente cobran mayor interés sobre el préstamo.
  • Cerciórate de que la empresa prendataria esté legalmente establecida y tenga un contrato de adhesión visible al público, debidamente registrado ante la Profeco , esto con el fin de evitar fraudes.
  • Revisa que tu boleta de empeño contenga claramente los siguientes datos: descripción de la prenda, monto del préstamo y el porcentaje que representa el avalúo, el plazo máximo para desempeñar, formas de pago, opciones de refrendo, garantías que ofrece y cobertura (por ejemplo en caso de robo), las penas convencionales a las que se harán acreedores ambas partes en caso de incumplimiento.
  • Consulta el CAT del préstamo, que es la medida estandarizada del costo de financiamiento, expresado en términos porcentuales anuales, que incorpora la totalidad de los costos y gastos inherentes a los créditos que otorgan las instituciones.

Considera tu capacidad de pago para la recuperación de tus bienes, pues si se cumple el plazo y no has pagado el monto de tu deuda, la empresa pondrá tu prenda a la venta. 

La Amespre indica que el 70% de las personas que acuden a las casas de empeño lo hacen para pagar deudas. Una forma de prevenir y de contar con tu dinero en el momento que lo desees es Meta Ahorro de BBVA Bancomer.

 

QUIERO PREVENIR

Deja un comentario