Quiero adquirir una casa, pero no me alcanza

Quiero adquirir una casa, pero no me alcanza

Aquí te explicamos las ventajas de obtener una vivienda bajo una modalidad que no conocías.

Los remates hipotecarios son una alternativa para adquirir un inmueble a un precio muy atractivo, que puede ir desde el 30% hasta el 60% de su valor real en el mercado. Si esto te interesa te decimos qué debes tomar en cuenta y que cuidar para concretar una operación de esta magnitud.

El remate inmobiliario es un proceso judicial en el que un juez ordena la liquidación de un inmueble, debido a que el propietario dejó de pagar la hipoteca bancaria y fue demandado, de esta manera la institución financiera puede recuperar parte de la inversión o del crédito que dejó de recibir por parte del cliente.

Ya sea que quieras invertir en bienes raíces, adquirir un inmueble de esta forma para después venderlo en su valor comercial real, o aprovechar la oportunidad para adquirir tu casa a la medida de tus finanzas, el remate hipotecario es una solución.

En las subastas inmobiliarias es donde se pueden conocer dichos remates.

Pero debes ir despacio, analizar cada movimiento del proceso y revisar todo antes de consumar la compra. Algo fundamental que debes tomar en cuenta es que no se puede utilizar un crédito bancario o de Infonavit para adquirir estos inmuebles, se debe pagar de contado.

Si tienes los recursos, encontraste el inmueble ideal y estás decidido a adquirirlo checa estos puntos:

  • No se dan enganches o anticipos.
  • Los pagos deben hacerse a bancos o autoridades.
  • Se firman documentos sólo ante notario público o autoridades judiciales.
  • El proceso se realiza con la asesoría de un despacho certificado.
  • La consulta de los inmuebles que están en remate se hace a través de los edictos judiciales, decretos que se publican en los periódicos o sitios de internet de los juzgados.
  • Checa que el inmueble provenga de un juicio hipotecario o bancario, en este último se debe investigar al deudor y los juicios que tenga en contra.

Si se llevó a cabo el proceso con éxito y la operación se liquidó sin contratiempos, se deberá escriturar, el notario público enviará los documentos al juez, para que el nuevo propietario pueda ocupar su nuevo espacio. Este proceso puede tardar hasta un año.

Analiza tus finanzas, establece la cantidad que quieres gastar, haz un plan de pagos si vas a utilizar un préstamo personal y no te endeudes de más. Aprovecha las ventajas de este recurso, no te apresures y busca la casa que siempre has querido.

Descubre otra opción para buscar casa o departamento ingresando al sitio de Inmuebles Bancomer.

ENTRAR A PÁGINA

Deja un comentario