¿Sabes qué deducciones personales autoriza el SAT?

¿Sabes qué deducciones personales autoriza el SAT?

Al pagar impuestos también se tiene la posibilidad de descontar del total algunos gastos personales que realizamos. Te explicamos límites, montos y tipo de deducciones aprobados para 2016.

Por ley todos estamos obligados a pagar impuestos, porque es la forma en que el Estado se financia para cumplir con las obras, servicios públicos y programas sociales que a su vez está obligado a brindar.

No debería pesarnos el cumplir con nuestra obligación. No obstante, para que la carga no sea por completo para el ciudadano, la misma ley establece que algunos gastos personales se puedan deducir de nuestros impuestos. Es decir, que del total podamos restar esos gastos que hicimos y con ello pagar menos a Hacienda.

De acuerdo con la Ley del Impuesto sobre la Renta, en su artículo 151, existen ocho posibilidades de deducir impuestos para 2016:

  1. Gastos médicos, dentales y hospitalarios, siempre que éstos se hayan realizado a través del sistema financiero. Es decir, con cheque; tarjeta de débido, crédito o de servicios, y transferencia interbancaria. Se incluyen los gastos efectuados por el contribuyente para sí, su cónyuge o para la persona con quien viva en concubinato, y para sus ascendientes o descendientes en línea directa (padres e hijos).
  1. Gastos funerarios efectuados por el contribuyente para sí, su cónyuge o para la persona con quien viva en concubinato, y para sus ascendientes o descendientes en línea directa (padres e hijos).
  1. Donativos destinados a entidades públicas o privadas, siempre que las mismas se encuentren autorizadas por el Sistema de Administración Tributaria (SAT).
  1. Intereses de créditos hipotecarios. Para calcular el monto, a la tasa de interés del crédito se le resta la inflación anual; el resultado es lo que se deduce.
  2. Las aportaciones complementarias que se realicen al Fondo de Retiro (AFORE), siempre que dichas aportaciones cumplan con los requisitos de permanencia establecidos para los planes de retiro (lo puedes checar aquí).
  3. Seguros de gastos médicos mayores, complementarios o independientes de los servicios de salud pública, siempre que el beneficiario sea el propio contribuyente, su cónyuge o la persona con quien vive en concubinato, o sus ascendientes o descendientes en línea directa (padres e hijos).
  4. Gastos destinados a la transportación escolar de los descendientes en línera directa, cuando ésta sea obligatoria en los términos de las disposiciones jurídicas del área donde se encuentre ubicada la escuela o cuando para todos los alumnos se incluya dicho gasto en la colegiatura.
  5. Impuestos locales por ingresos, los cuales se refieren al gravamen que establecen los estados o el DF a los ingresos por cuestión de salario o por la prestación de un servicio personal subordinado, siempre que la tasa de dicho impuesto no exceda el 5 por ciento.

Otro gasto personal que también se puede deducir -no contemplado en la Ley del Impuesto sobre la Renta, pero fundamentado en un Decreto de Beneficios fiscales- son las colegiaturas de escuelas privadas con validez oficial por parte de la SEP, siempre que el monto de éstas se pague a través de servicios financieros. Es decir cheque, transferencia interbancaria o tarjeta de débito o crédito.

Los montos máximos a deducir son los siguientes:

Desde 2014, las deducciones personales tienen un límite. Para 2016, éstas no podrán exceder la cantidad que resulte menor entre el tope estipulado de 127 mil 932.50 pesos (el equivalente a 5 salarios mínimos elevados al año) y el 15 por ciento del total de los ingresos del contribuyente, incluyendo aquellos por los que no se pague el impuesto.


Si cumplir con tus obligaciones fiscales te dejará muy gastado, no te preocupes, utiliza tu tarjeta de crédito Bancomer para lo que necesites y además obtén beneficios exclusivos. Solicítala aquí.

Deja un comentario