¿Sabes qué hacer si no presentaste la declaración anual de impuestos?

¿Sabes qué hacer si no presentaste la declaración anual de impuestos?

El 30 de abril venció el plazo para presentar la declaración anual de impuestos para personas físicas. No hacerlo a tiempo provoca multas, recargos y algunos dolores de cabeza, pero te decimos cómo resolverlo de la mejor manera.

De acuerdo al calendario fiscal del Servicio de Administración Tributaria (SAT), el 30 de abril fue el último día para presentar la declaración anual de impuestos.

Esta declaración es el reporte que se presenta al SAT de todos los ingresos, retenciones y gastos de una persona física durante un año fiscal, y se prepara durante ese mismo año. Es decir, si estás al corriente en tus obligaciones y has cumplido mes con mes con tus pagos, no tendrás problema para presentarla.

¿Quiénes deben presentar declaración anual?

De acuerdo con el Código Fiscal de la Federación, todos aquellos que:

  • Hayan prestado servicios profesionales por honorarios
  • Renten bienes inmuebles
  • Realicen actividades empresariales
  • Traspasen o adquieran bienes
  • Perciban ingresos anuales por salarios y/o conceptos asimilados que excedan a los 400 mil pesos al año. Si ganaste menos de esta cantidad, tu jefe por ley se hace cargo.
  • Hayan trabajado para dos o más patrones.

¿Qué hacer si no se presentó a tiempo?

Tienes que hacer una declaración extemporánea.

Si la presentas de manera espontánea, por tu cuenta y sin que el SAT te notifique, tendrás que pagar actualizaciones (incremento que sufre el adeudo por efecto de la inflación) y recargos (interés moratorio del 1.13 % por cada mes transcurrido).

Si el SAT lo requiere tendrás que pagar actualizaciones, recargos y una multa que puede ir de los mil 100 a los 13 mil 720 pesos por cada una de las obligaciones no declaradas de manera espontánea dentro del plazo correspondiente, la cual se puede incrementar hasta los 27 mil 440 pesos si decides no atender el requerimiento.

Si aún así no pagas, el SAT te puede cobrar de manera forzosa (con el embargo de alguna propiedad), en cuyo caso tendrías que pagar el adeudo con actualizaciones, recargos, multa y gastos de ejecución por acudir al domicilio, practicar el embargo, hacer el traslado de bienes, realizar avalúo y publicar convocatorias de remate. A esto hay que sumar los honorarios de los interventores.

Evita filas en sucursales bancarias y cumple con tus obligaciones fiscales a través de Bancomer dando clic en el botón de abajo.

PAGAR AHORA

Deja un comentario