Conoce los beneficios de consumir pescado mexicano

Conoce los beneficios de consumir pescado mexicano

¿Sabías que en aguas nacionales se producen más de 300 especies de pescados y mariscos? Descubre las bondades de estos para tu salud y cómo elegirlos al momento de comprarlos.

De acuerdo con la Ssa comer productos pesqueros y acuícolas contribuye a mejorar nuestra nutrición y a prevenir enfermedades crónicas.

Cuando comienza la primavera, se incrementa el consumo de pescados y mariscos, pues son bajos en calorías y contienen proteínas de la mejor calidad y de fácil digestión. Además:

  • Son una fuente rica de nutrientes, pues aportan al organismo proteínas, minerales (fósforo, potasio, sodio, calcio, cobalto, magnesio, hierro, yodo, flúor y zinc), vitaminas (A, B1, B2, B3, B12, D, E) y grasas (ácidos grasos omega 3 conocidos como AEP y ADH); indispensables para la buena salud y calidad de vida del ser humano.
  • Contribuyen al desarrollo de la agilidad mental y la buena memoria.
  • Ayudan a reducir enfermedades cardiovasculares.
  • Previenen enfermedades crónicas degenerativas.
  • Favorecen al buen tono y desarrollo muscular.
  • Mejoran el funcionamiento del sistema nervioso.
  • Previenen problemas de encías, como la periodontitis.
  • Fortalecen el sistema inmunológico.
  • Mejoran el crecimiento y desarrollo de los niños y jóvenes.

¿Cómo elegirlos?

Tanto en pescados como en mariscos el olor debe ser suave, si desprende un aroma a amoniaco significa que el pescado entró en descomposición.

Pescados

Mariscos

Las agallas deben estar húmedas y de color rojo brillantes.

Los que tienen caparazón (como la langosta y la jaiba) debe ser duro pero flexible al tacto.

Los ojos deben estar brillantes, saltones, limpios y transparentes.

Si tiene tenazas (como el cangrejo), al estirarlas deben regresar a su postura original.

La textura de la carne debe ser firme y al tocarla no debe quedar sumida o se deshaga al momento de frotarla con los dedos.

El camarón debe mantener la cabeza y la cola firmes al cuerpo, sin que se desprendan fácilmente y sin anillos negros o grisáceos en la superficie.

A diferencia de lo que se cree, el pescado fresco no tiene mal olor; si es de mar tiene un olor salobre y si es de agua dulce huele como a estanque limpio.

Aquellos que están en concha (como las almejas) deben estar bien completas y bien cerradas, y al golpearlas se debe escuchar un sonido hueco.

Con información de la Profeco y la Conapesca

Para finalizar, te recomendamos acudir a lugares establecidos que cuenten con las condiciones adecuadas de higiene y de conservación de los alimentos, así como elegir las especies de temporada.

 

Si deseas comparar precios de un mismo producto sin salir de casa y de forma gratuita, te sugerimos consultar la herramienta Quién es Quién en los Precios o descargar la app con el mismo nombre, disponible para iOs y Android.

Deja un comentario