Esperanza y amor para tratar el cáncer infantil

Esperanza y amor para tratar el cáncer infantil

En el marco del Día Internacional del Cáncer Infantil, te presentamos la primera institución que surgió en el país para ayudar y mejorar la calidad de vida de los pequeños que padecen esta enfermedad.

El cáncer infantil en nuestro país es la primera causa de muerte por enfermedad en menores de edad y se estima que cinco mil casos nuevos se registran cada año en México, según la Secretaría de Salud del Gobierno Federal.

 

El Día Internacional del Cáncer Infantil reconoce todos los esfuerzos por combatir este problema de salud pública.

Además del gobierno (a través de las dependencias del sector salud) , hay instituciones dedicadas a ayudar en todos los aspectos a los niños y adolescentes que sufren algún tipo de cáncer para tener una vida mejor. Este es el caso de AMANC (Asociación Mexicana de Ayuda a Niños con Cáncer).

José Carlos Gutiérrez Niño, Director General de AMANC, platicó en exclusiva para el Blog de las Personas Reales sobre la historia, objetivos y los esfuerzos que hace la asociación para brindarle a los niños y jóvenes una esperanza durante su lucha contra esta enfermedad.

 

¿Cómo nace AMANC?

El 15 de junio de 1982 comenzó esta historia por iniciativa de la señora Guadalupe Alejandre, mamá de un niño con cáncer que después de luchar contra la enfermedad murió por leucemia. La fundadora ayudaba a los compañeros de tratamiento de su hijo con comida y ciertos medicamentos.

AMANC fue la primera organización de la sociedad civil constituida con el fin de ayudar a menores de edad con cáncer en el país. Es la única que tiene presencia y cobertura nacional en 22 estados.

“La misión de AMANC es ayudar a niñas, niños y adolescentes en tratamiento contra el cáncer. Su objetivo es elevar la calidad de vida durante los tratamientos y después, esto conlleva un énfasis en lograr una sobrevida de los pacientes, la cual a nivel nacional es apenas superior al 51 % de los casos diagnosticados”, explicó su director.

 

Mucho por hacer

Gutiérrez Niño destacó que una de las prioridades de la asociación es acompañar a los menores durante los tratamientos, evitar y reducir los factores de riesgo de un posible abandono al tratamiento y mejorar su vida, así como desarrollar capacidades tanto en el paciente como en la familia para enfrentar el padecimiento.

“México tiene un rezago de casi 40 años en la atención a los niños con cáncer. Por muchas complicaciones en México realmente no se logra la recuperación”, aseguró.

 

La detección oportuna en México es un tema que también debe cambiar, pues casi el 75 % de los casos son diagnosticados en etapas avanzadas cuando ya es muy complicado atender la enfermedad y las probabilidades de recuperación son muy bajas.

El director de AMANC explicó que es complejo el ingreso y el acceso a los servicios de salud para atender algún tipo de cáncer, los cuales deben ser gratuitos. Todos los tratamientos oncológicos para los menores deben ser cubiertos por el gobierno, aunque no sean derechohabientes del IMSS o ISSSTE, a través del seguro popular, que nació en 2005.

 

 

Lo que importa es ayudar

AMANC, miembro de la International Childhood Cancer (ICC), distingue y difunde cuatro maneras de ayudar. A través de dinero (donativos con tarjetas de débito o crédito), apoyos en especie (ropa, calzado, muebles, reciclando y ayudando), en tiempo (voluntariado actividades con los niños y actividades para ellos) y sangre (donación también de plaquetas).

En este día tan importante para la lucha contra el cáncer infantil súmate al movimiento, puedes ayudar de diferentes maneras como difundir este texto para que cada vez más personas contribuyan a mejorar la calidad de vida de estos pequeños guerreros.

 

Esta enfermedad puede manifestarse a cualquier edad, protégete contra este padecimiento con Respaldo Seguro Bancomer contra Cáncer.

DESCUBRE LOS BENEFICIOS

Deja un comentario