Mitos y realidades del Horario de Verano

Mitos y realidades del Horario de Verano

Esta medida se adoptó en nuestro país en la década de los 90, para aprovechar mejor la luz natural y ahorrar en el consumo energético. Conoce las ventajas reales de éste.

Desde 1996, el Horario de Verano se implementó en nuestro país y se estableció con el principal objetivo de ahorrar energía. A 23 años de su llegada, esta medida sigue generando serias dudas sobre sus beneficios, molestia entre algunos sectores de la población y propuestas para que se deje de utilizar.

Mientras esto sucede, que por el momento parece lejano que desaparezca, te contamos los principales mitos y realidades de este horario, que año con año se convierte en la molestia o alegría de las familias mexicanas

 

Mito: Se logra un gran ahorro de energía

La realidad es que el ahorro del que han hablado a través de los años los gobiernos o especialistas que defienden la medida es mínimo, ya que el consumo de energía comienza en los hogares desde muy temprano y, aunque la luz natural por la tarde es más prolongada, no es suficiente en las últimas horas como para no utilizar la electricidad.

 

Mito: Genera trastornos en el organismo

Al adelantar una hora el reloj y perder una hora de sueño el cuerpo lo resiente y puede llegar a presentar consecuencias graves. La realidad de esto es que nuestro organismo tiene una capacidad de adaptación extraordinaria que le permite seguir con la rutina sin problemas; los primeros días se resiente el cambio pero sin alteraciones de cuidado.

La realidad más importante sobre esta medida es que no importa el horario o época del año que sea, porque debes tomar medidas todos los días para ahorrar energía eléctrica en tu hogar u oficina. Checa estos tips para que el total de tu recibo disminuya y tus finanzas te lo agradezcan.

 

-Desconecta todos los electrodomésticos que no uses

-No dejes cargando tu celular, lap o tablet más de lo necesario

-Utiliza focos ahorradores de bajo consumo

-Apaga todas las luces que no utilices

-Cierra perfectamente la puerta del refrigerador

-Usa la lavadora con carga completa

 

Como todo en la vida, el Horario de Verano tiene detractores y defensores, tal es el caso del catedrático de la Universidad de Washington, Steve Calandrillo, quien en su estudio “Time well spent: an economic analysis of daylight saving time legislation” destaca los beneficios que tiene esta medida.

Para Calandrillo, el Horario de Verano ofrece una hora más de luz y esto impacta de forma directa en las muertes por atropellamiento que se dan, al tener estos 60 minutos más de iluminación natural la tasa de estos incidentes baja, pues los conductores por ejemplo no tienen problemas para ver a los niños o jóvenes que juegan en las calles.

 

El autor asegura que las cifras indican que en la oscuridad los accidentes de autos contra peatones se triplican, por lo que una hora más de luz ayuda a disminuir estos durante los meses que se mantiene vigente el Horario de Verano.

Calandrillo también destaca que durante la primera semana del Horario de Verano, los ataques cardiacos se incrementa un 24 % en Estados Unidos y los atribuye a la falta de descanso o sueño provocados por el cambio en el reloj.

 

En el terreno de ahorro de energía, el Fideicomiso para el Ahorro de Energía Eléctrica dio a conocer que durante el Horario de Verano 2018 se logró un ahorro en consumo de 941.019 Gigawatts-hora (GWh), que equivale al abastecimiento del consumo eléctrico de 589 mil casas en un año.

Además, 548 mil toneladas de bióxido de carbono no se emitieron a la atmósfera y el ahorro económico ascendió a los 1,393 millones de pesos.

 

Disfruta la luz natural de este horario y sus beneficios, pero el ahorro de energía para contribuir con el planeta y para mejorar tus finanzas genéralo todos los días sin importar donde estés.

Deja un comentario