"A veces olvidamos que la mejor inversión que podemos hacer es la que representa un beneficio para nuestra salud y calidad de vida"

Seguro de gastos médicos mayores; una inversión inteligente

Una de las mejores inversiones que se pueden hacer durante la vida es aquella que cuida nuestra salud, para disfrutar siempre cada momento al máximo. ¡Protégete ahora!

Por lo general, cuando hablamos de ahorro o inversión, la mayoría de nuestras ideas o proyectos se enfocan en obtener más ganancias, expandir nuestro negocio, reducir gastos, establecer metas para nuestro dinero y, por supuesto, desembolsar efectivo sólo ante una emergencia.

A veces olvidamos que la mejor inversión que podemos hacer es la que representa un beneficio para nuestra salud y calidad de vida, presente o futuro, no sólo en cuanto a lo material o tangible se refiere.

Por esta razón, y aunque tengamos hábitos saludables e inteligentes, es una excelente decisión contratar una póliza de este tipo, ya que nos cubrirá ante una emergencia médica o accidente, además que protegerá nuestro patrimonio y capital.

Hablamos del Seguro de Gastos Médicos Mayores

Sí, ese gasto que ahora puedes considerar innecesario o aplazable es una de las decisiones más acertadas si de planear tu futuro y mejorar tu calidad de vida se trata. No estamos exentos de una “metida de pata” o de otro accidente, por lo que es mejor tener opciones, más si trabajas por tu cuenta y no cotizas en la seguridad social.

Puedes empezar por revisar los antecedentes médicos familiares y si tienes la suerte de contar con un árbol genealógico longevo y un estilo de vida saludable, pues qué mejor, porque la póliza que contrates tomará eso en cuenta para precios y cobertura.

En términos generales, los Seguros de Gastos Médicos Mayores consideran estos conceptos:

  • Edad
  • Estado de salud
  • Profesión
  • Si eres fumador o no

Recuerda que la mejor póliza se contrata cuando estás en perfecto estado de salud.

Los detalles y la letra chiquita de las condiciones de cada póliza varía según la aseguradora, por eso es conveniente leer todo con cuidado y tener claro qué tipo de cobertura quieres y qué es lo que estás a punto de firmar.

Lo siguiente es revisar cómo proceden los pagos en caso de utilizar el seguro: por pago directo o reembolso. La mayoría de los casos que llegan por emergencias proceden por pago directo, pero en los casos programados (como cirugías) procede por reembolso.

Por ello es importante leer a detalle la póliza, para tener claro qué cubre y qué no; si tus médicos forman parte de la red de la aseguradora, y si te conviene tener un deducible alto a cambio de pagar una póliza no tan cara.

Invierte ahora en tu futuro, toma todas las precauciones y disfruta de la vida al máximo, con la tranquilidad que significa proteger a tu familia cada segundo.

Deja un comentario