A 25 años de los nuevos pesos

A 25 años de los nuevos pesos

Entérate de cómo ocurrió la transformación de la moneda mexicana hace un cuarto de siglo.

En los primeros meses de 1993 se introdujo una nueva moneda en México. Dejamos de utilizar “pesos” para abrirle camino a los “nuevos pesos”.  

Y es que, sin este cambio, compraríamos un kilo de huevo a 32 mil pesos o un boleto del metro en 5 mil.

Fue hace 25 años cuando, por un decreto, entró en vigor el “nuevo peso”, lo que consistió en anular tres ceros de las cifras con los siguientes objetivos:

  • Simplificar las transacciones.
  • Volver más eficientes los sistemas de contabilidad y registro del país.
  • Facilitar la comprensión de grandes cantidades de dinero.

Para lograr que los mexicanos entendieran el cambio al cual se enfrentaban, el gobierno se apoyó de una fuerte campaña en los medios masivos. Al principio, los comerciantes debían exhibir sus precios en las dos denominaciones: “pesos” y su equivalente a “nuevos pesos”. Por ejemplo, si algo costaba 3,000 pesos se anunciaba así: Antes $3, 000.00, ahora N$3.00.

Estos cambios no sólo ocurrieron en la denominación, sino que también comenzó la circulación de monedas bimetálicas en las denominaciones superiores a 1 peso. En cuanto a los billetes, se siguieron utilizando los modelos anteriores y sólo fueron cambiadas las cifras y leyendas. Una vez familiarizados con el nuevo peso, se quitó la palabra “nuevo” y se volvió a utilizar simplemente “peso”.

Esa fue una de las grandes transformaciones actuales de la moneda nacional, donde miles de mexicanos traían en la cartera medio millón de pesos. Un cambio necesario para volver más razonables las cuentas de todos los productos y servicios.

Deja un comentario