Así de fácil puedes lograr tus propósitos para 2019

Así de fácil puedes lograr tus propósitos para 2019

Logra la satisfacción de cumplir todos tus propósitos sin presionarte con cosas que realmente no puedas alcanzar. Te decimos cómo plantear tus objetivos de forma inteligente apegado a tu presupuesto e ingresos.

Faltan pocas horas para que termine el año, así que es buen momento para decidir a dónde quieres llegar en los próximos meses. Podrás mejorar lo que decidas de tu vida o hacer cosas nuevas, pero ¿cómo lograr que los propósitos de año nuevo se cumplan?

Tienes que planear una nueva estrategia, porque si intentas hacer lo mismo que los años anteriores lo más probable es que tengas los mismos resultados. Checa las siguientes recomendaciones para que en 2019 sí se hagan realidad.

 

Escribe tus propósitos

Para comenzar, haz una lista de todo lo que quieres hacer realidad durante el año que está a punto de iniciar. Ya sea ahorrar dinero, cambiar de auto, dar el enganche para tu primer depa, cambiar de casa o recuperar la escultural figura que algún día luciste debes dejarlo plasmado con tu puño y letra para tenerlo presente cada día.

También es importante que para cada uno de los propósitos te hagas algunas preguntas, pues tal vez uno que otro no es necesario o hay que replantearlo.

¿Quiero esto en realidad? Analiza bien que no sea sólo por moda o seguir a alguien, debe de ser un propósito que te beneficie en realidad.

¿Algún propósito eclipsa el objetivo de otro en mi lista? Si es así, tienes que definir cuál es tu prioridad y alinear todos los objetivos para que nada te impida logralos.

¿Todos mis propósitos son positivos? Revísalos y si no es así, escríbelos de nuevo.

¿Tengo clara la meta de cada propósito? Esto es fundamental para poder realizarlo.

 

Planea y establece fechas

Si no quieres terminar 2019 frustrado y con una lista de propósitos idéntica para 2020, porque no pudiste cumplir ninguno, tienes que elegir un plan de acción efectivo, realista y divertido que te mantenga motivado.

Por ejemplo, si quieres bajar 45 kilos tu primera meta no debe ser esa misma cantidad, ni debes comenzar solo o ir al gimnasio a hacer ejercicio como si no hubiera mañana para quemar toda la grasa.

Debes buscar la ayuda de profesionales como un nutriólogo que te haga un plan de alimentación personalizado para no poner en riesgo tu salud y tu vida, también de un instructor que haga una rutina especial para ti en el gym, así no te expones a lesiones y la grasa desaparecerá a un ritmo adecuado.

 

Lo mismo pasa si tu meta es ahorrar para un viaje. El plan tiene que ajustarse a tus ingresos mensuales y tus gastos, porque si quieres viajar el próximo diciembre a Dubai o a los Juegos Olímpicos de Tokyo 2020, pero para lograrlo tienes que endeudarte y comprometer tus finanzas es un propósito que no vale la pena.

Por otro lado, no tienes que empezar el primer día del año todos tus propósitos, esto puede estresarte o en algunos casos no es posible. Define una fecha para cada uno, así podrás iniciar con el pie derecho, con la motivación a tope, relajado física y mentalmente y con toda la información que necesites a la mano.

 

Aunque debes esperar el momento perfecto para iniciar, tampoco te relajes demasiado y alargues todo, porque en un abrir y cerrar de ojos pueden pasar los días, semanas o meses y los propósitos podrían quedar guardados para mejor ocasión.

Si es necesario busca que tus hermanos, padres, amigos o pareja realicen contigo alguno de los propósitos, así tendrás siempre un apoyo invaluable en los momentos que quieras descansar en exceso o tirar la toalla.

 

Si tu propósito es hacer el viaje que siempre has soñado, dar el enganche para tu carro nuevo o inscribirte al mejor gimnasio de la ciudad ahorra sin darte cuenta con BBVA Plan.

QUIERO BBVA PLAN

Deja un comentario