¿Cuánto te enseñaron tus maestros y cómo te marcaron?

¿Cuánto te enseñaron tus maestros y cómo te marcaron?

Los maestros son parte fundamental en el desarrollo y éxito de los estudiantes, su trabajo puede trascender en generaciones completas, por eso en su día recordamos algunas de sus enseñanzas.

Por lo general tuvimos un maestro o maestra que, sin importar los años que pasen, recordamos con cariño, ya sea por la manera en que nos enseñó su materia, los consejos que nos dio para ser mejores alumnos y personas, por sus llamadas de atención o porque influyó para que eligiéramos nuestra profesión.

 

Descubre si alguno de tus maestros está presente de alguna manera en tu vida actual y si alguna de sus enseñanzas en el salón de clases o para la vida te sigue hasta ahora.

 

1.- ¿Cada vez que tenías clase con ese maestro o maestra “especial” eras el primero en llegar y te quedabas al final de la clase para seguir hablando del tema?

  1. Sí, hasta me bañaba
  2. Jamás tuve un maestro así

 

2.- ¿Te acuerdas del nombre de uno o varios de los maestros que tuviste durante tu vida escolar o universitaria?

  1. Claro, desde primaria hasta profesional
  2. No tengo ni idea, los borré de mi mente

 

3.- Aunque las llamadas de atención fueron muchas de su parte, ese maestro es uno de los que más recuerdas y te hicieron mejor.

  1. Sí, a veces lo extraño
  2. Ninguno me hizo mejor

 

4.- ¿Te has encontrado a alguno de tus maestros y corriste a saludarlo e incluso le agradeciste todo lo que te enseñó?

  1. Claro, hasta lo perseguí para poderlo saludar
  2. Sí los he visto, pero como si no los conociera

 

5.- ¿Alguno de tus maestros preferidos te reprobó en un trabajo o examen y siguió siendo uno de tus ídolos?

  1. Sí y lo admiré más
  2. Nunca lo volví a saludar

 

6.- ¿Eres ingeniero, periodista, contador, economista o investigador porque tus maestros te transmitieron la pasión por lo que enseñaban?

  1. Definitivamente influyeron en mi elección
  2. Yo sabía qué iba a estudiar, no ellos

 

7.- Tus maestros eran una de las razones por las que ibas feliz a clases.

  1. Sí, la escuela era cool
  2. Jamás, no quería ni verlos

 

Si elegiste la opción A para la mayoría de tus respuestas definitivamente la pasaste increíble en la escuela con tus maestros, te enseñaron muy bien los temas de las materias que te dieron y dejaron buenas bases para tu vida.

 

Pero si la letra B predominó en tus elecciones, seguro no te acuerdas de ninguno o prefieres no hacerlo. La Historia, Biología, Física o Literatura simplemente no te gustaron por el maestro y no por los temas, pero seguro aprendiste algo de todos que te ayudó.

 

Si tienes contacto con algunos de tus maestros no dejes de felicitarlos en su día, si eres una de las personas que dedican su vida a enseñar para cambiar la vida de niños y jóvenes disfruta este día mucho. ¡Gracias por todas sus enseñanzas!

Deja un comentario