No hay fórmula del éxito, sólo constancia

No hay fórmula del éxito, sólo constancia

Natalia Ortega, Directora General de Auditoría de BBVA Bancomer, nos comparte su historia de éxito para inspirar a otras mujeres, en el marco del Día Internacional de la Mujer.

Para Natalia Ortega, Directora General de Auditoría BBVA Bancomer, no existe un fórmula para conseguir el éxito, pero sí la idea firme de que la constancia y el esfuerzo lo son todo para conseguirlo. En el marco de la conmemoración del Día de la Mujer, Ortega nos comparte cómo se convirtió en una de las colaboradoras más destacadas del grupo financiero. Conócela e inspírate para dar el siguiente paso en tu carrera profesional.

 

De trainee a directora “por casualidad”

Por un impulso de la juventud, Natalia se decidió a estudiar Derecho, sin intención alguna de enfocar su carrera al mundo financiero. En un ejercicio de modestia, ella dice que llegó a ser Directora General de Auditoría por casualidad, pero la realidad es que, claramente, su esfuerzo la llevó hasta ahí.

Al respecto ella narra: “empecé a trabajar en el Banco (BBVA S. A. en España) de trainee. Por casualidades de la vida entré al departamento de Auditoría, muy junior; llevo ya 15 años ahí. Estuve la mayor parte de mi tiempo trabajando para América del sur y en 2012 me fui a Chile. Fui responsable de Auditoría en Chile, hasta que en 2015 me propusieron venirme aquí. Así que un poco ha sido por casualidad de la vida”.

 

El reto de dirigir a la diversidad

Dado que la carrera de Natalia se ha desarrollado en diferentes países, ha tenido que aprender diferentes modos de trabajo y de dirección. Es gracias a la diversidad de equipos con los que ha laborado que hoy es una profesionista integral, capaz de tomar el liderazgo.

En ese sentido, ella comenta: “tenemos un reto de aprender a trabajar en culturas diferentes, en países diferentes y de aprender a trabajar con gente muy diferente a ti. Mi gran reto ha sido dirigir plantillas muy diversas. Empecé dirigiendo equipos con gente bastante más mayor, es decir, yo era la jefa cuando tenía treinta y pocos años y mi plantilla promedio podía tener 50. Ahora estoy en el punto contrario, tengo una plantilla en la que tengo un kindergarden, y son gente muy joven de veintitantos que busca un tipo de liderazgo completamente diferente”.

 

Enfoca bien tu objetivo y dispara hasta conseguirlo

Para esta profesionista no existe una receta universal para lograr el éxito, sino la firme convicción de que se debe plantear un objetivo claro y luego ir con todo por él. “No creo que en la fórmula del éxito, pero sí creo en la constancia. Lo que me ha enseñado mi carrera es que, si de verdad te propones algo y eres súper intenso en la forma de buscarlo y lo das todo, al final acaba saliendo bien.

 

“Debes tener muy claro qué es lo que buscas, cuál es tu objetivo, y darte cuenta de que, realmente, los techos te los impones tú”

 

BBVA Bancomer en compromiso con la equidad de género

Como una institución financiera que se mantiene a la vanguardia, BBVA Bancomer reconoce las necesidades actuales de sus colaboradores y busca su desarrollo, no sólo en el ámbito profesional. Natalia tiene claro que BBVA Bancomer ha avanzado mucho en el tema, aunque aún queda camino por recorrer. En ese sentido, explica: “yo creo que el banco ha hecho mucho. Hay políticas que apoyan mucho a que de verdad seamos un banco como los temas de la flexibilidad de horarios, el “teletrabajo”, etcétera, que pueden ayudar mucho a las mujeres a decidir que no hay que poner en la balanza tu carrera personal y tu carrera profesional.

 

En ese punto, yo creo que un ejemplo muy claro es mi vida: yo me fui a Chile, era soltera, me casé y fui madre estando expatriada y siendo miembro de un comité de dirección. Te puedo asegurar que en un principio pensé que iba a ser imposible o que mis jefes iban a plantear que estaba loca, y no pasó nada de eso. El banco está apoyando mucho dar naturalidad a que el ciclo de vida de una mujer conlleva, en un momento determinado, que quieres ser madre y que necesitas un paro en tu carrera durante unos meses.

 

Pero creo que queda mucho por hacer todavía. Dentro de 5 años, de verdad tenemos que ver que en los mandos principales de este banco hay muchas mujeres. Creo que sigue habiendo una brecha importante entre el porcentaje de hombres y mujeres que hay ahora mismo a nivel directivo, creo que es lógico porque también la carrera de la mujer históricamente ha sido diferente, y hoy en día una carrera profesional de una mujer viene un poco más atrás que la de los hombres, pero creo tenemos que conseguir que en un plazo de 5 años, que en esos puestos importantes haya una igualdad entre la cantidad de hombres y mujeres.”

 

Un mensaje para las nuevas generaciones

Ortega tiene claro que parte de su legado vive en los colaboradores con los que ha trabajado a lo largo de su carrera. No tiene reparo en compartir sus aprendizajes e impulsar a otras personas. “A mis equipos y a todo el mundo con el que empiezo a tener más confianza siempre le doy unos consejos que a mí me dieron cuando empecé mi carrera: lo primero es ser muy franco  contigo mismo, es decir, todos tenemos limitaciones; tenemos que aceptarlas y tenemos que saber que para llegar a donde queremos tenemos que superarlas.

 

Nadie regala nada. Las carreras profesionales del mundo son carreras en las que hay muchos retos, hay mucha competencia, pero los límites los estableces tú. Si eres el mejor en algo, si te propones serlo, pues vas a llegar”, comenta la Directora General de Auditoría para inspirar a los nuevos profesionistas y las mujeres que están en búsqueda del éxito.

 

Natalia Ortega es el ejemplo vivo de que con base en la constancia y la determinación es posible sortear cualquier obstáculo. La constancia es clave para conseguir cualquier objetivo.

Deja un comentario