Todo lo que debes saber sobre el  incremento del dólar

Todo lo que debes saber sobre el incremento del dólar

Si has escuchado sobre el incremento del dólar y aún no te queda claro si te puede afectar o no, lo primero que tenemos que decirte es que a diferencia de lo que cree la mayoría de los mexicanos, el incremento del dólar no es culpa del gobierno.

En realidad todo tiene que ver con el banco central de Estados Unidos, sus tasas de interés y una serie de declaraciones hechas por Janet Yellen, la-primera mujer que lo preside.

¿Qué es el banco central?

La Reserva Federal es el banco central de Estados Unidos, el que presta a los bancos comerciales y el que establece lo que se paga de ganancia a los inversionistas por comprar deuda pública de ese país. Es decir el que establece las tasas de interés.

¿Qué problema hay con las tasas de interés?

En diciembre de 2008, la Reserva Federal de Estados Unidos bajó su tasa de interés a un rango entre cero y 0.25 por ciento para reactivar su economía (menor tasa de interés facilita el consumo y la demanda de productos), pero esto provocó que los inversionistas que habían adquirido deuda pública de EU, a través de bonos del Tesoro, dejaran de obtener las ganancias a las que estaban acostumbrados y decidieran irse con sus inversiones a países emergentes como México. Esta fuga de capitales nos benefició porque fortaleció al peso. Hasta aquí todo bien.

El problema surgió a mediados del año pasado, cuando la presidenta de la Reserva Federal anunció que la recuperación económica iba tan bien, que pronto habría un incremento a las tasas de interés… pero no precisó cuándo. Esta declaración provocó que muchos inversionistas que habían migrado a los países emergentes empezaran a sacar paulatinamente su dinero de esos destinos y regresaran a Estados Unidos a comprar bonos del Tesoro, ante la expectativa de obtener dividendos en cuanto aumenten las tasas.

¿Cómo nos afecta?

La preocupación por la salida de estas inversiones y por la desaceleración de la economía de China, provocó que el peso perdiera terreno frente al dólar, hasta llegar al máximo histórico de 17.46 pesos por dólar en lo que se conoció como el lunes negro del 24 de agosto pasado.

¿Se puede poner peor?

La presidenta de la Reserva Federal declaró que a más tardar en diciembre se dará el incremento a las tasas de interés, aunque el Fondo Monetario Internacional pidió aplazar la medida hasta el primer semestre de 2016, para dar tiempo a que los bajos tipos de interés, la creación de empleos y el abaratamiento de las gasolinas apuntalen mejor el crecimiento económico. Y entonces sí, alcanzar tasas de interés del 3%.

Así que en lo que la Reserva Federal toma la decisión y tranquiliza los mercados globales -y de paso a la Bolsa Mexicana de Valores- esperemos que el dólar no vuelva a presentar niveles más altos de los registrados este año.

Deja un comentario